Se cumplen 3 años de la venta de nuestras viviendas

Hoy, 25 de octubre de 2016, se cumplen tres años de la venta de 2.935 viviendas sociales del IVIMA a la Empresa Azora, a través de su filial Encasa Cibeles, al precio de 201 millones de euros costeados por el fondo de inversión Goldman Sachs.
Es de justicia recordar esta fatídica fecha porque nuestra región perdió entonces 2935 viviendas sociales repartidas entre las localidades de Madrid (1.380 – en los distritos de Tetuán, Villa de Vallecas, Hortaleza y Carabanchel), Móstoles (259), Torrejón de Ardoz (224), Tielmes (21), Parla (240), Collado Villalba (44), Majadahonda (332), Navalcarnero (192), Leganés (36), Valdemoro (80) y Arroyomolinos (127).
En palabras de la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, esas 2.935 familias madrileñas vieron «drásticamente reducida» la condición de «servicio público» de sus viviendas, pues mientras pertenecían al IVIMA esa competencia no se reducía a una relación arrendaticia, sino que implicaba “una esfera de derechos (posibilidades de reducción de rentas, mecanismos de pago de las deudas de los inquilinos, posibilidad de cambio o permuta de la vivienda, etc.)”.
Desde entonces, muchas de esas 2.935 familias madrileñas hemos visto cómo la vida nos cambiaba radicalmente. De tener la seguridad de una vivienda digna en la que construir nuestro proyecto vital, hemos pasado a la incertidumbre de si podremos o no seguir en ella por mucho tiempo, ya que, pasados los dos primeros años desde la venta, todas aquellas familias que disfrutábamos de una ayuda al alquiler la perdimos. Eso ha supuesto, para muchas de nosotras, no poder afrontar el pago mensual del arrendamiento, al vernos incrementado entre el 100 y el 500%. En otros casos, las familias no hemos podido ejercer nuestra opción de compra, al no conseguir la concesión de una hipoteca. El resultado ha sido siempre el mismo, el abandono de la vivienda, ya fuera por voluntad propia, para no tener que pasar por el durísimo proceso de una denuncia por impago, o mediante una orden de desahucio. A día de hoy, según los cálculos más optimistas, solo el 30% de las 2.935 familias permanece aún en sus viviendas.
Las familias afectadas nos quejamos de que durante estos tres interminables años, el IVIMA, ahora Agencia de la Vivienda Social de la Comunidad de Madrid, se ha desentendido de nuestra suerte. Nada ha hecho para que no perdiesemos nuestros derechos ni para que no perdiésemos nuestras viviendas. Su mejor gesto ha sido prometer que no volverán a enajenar más vivienda pública, aceptando implícitamente que aquella venta estuvo mal, que fue injusta para aquellas 2.935 familias de nuestra región.
Por todo lo expuesto, reclamamos a la Comunidad de Madrid y a la Agencia de la Vivienda Social:
• Que impida que ni una sola familia más de las 2.935 cuyas viviendas fueron vendidas a Encasa Cibeles – Goldan Sachs sea expulsada de la vivienda de la que son legales adjudicatarias.
• Que realice los trámites oportunos para revertir la enajenación de estas 2935 viviendas con objeto de devolvérselas a los legales adjudicatarios que las han perdido en todo este tiempo.
• Que recupere el parque de viviendas públicas y sociales perdido en los últimos años.
• Que modifique el Reglamento de Viviendas con Protección Pública para impedir que se pueda volver a enajenar vivienda pública en la Comunidad de Madrid.

Dimite Juan Van-Halen, director general de Arquitectura y Vivienda del Ministerio de Fomento

El ex director general del Instituto de la Vivienda de Madrid (Ivima) Juan Van-Halen Rodríguez ha presentado su dimisión como director general de Arquitectura y Vivienda del Ministerio de Fomento, después de que este mismo lunes se conociera que un juzgado de Madrid le ha citado a declarar en calidad de “investigado” por la venta de 2.935 viviendas de este extinto organismo autonómico al fondo de inversión Azora-Goldman Sachs.

La dimisión la ha comunicado la ministra de Fomento, Ana Pastor, en una entrevista radiofónica en la que también ha señalado que el dirigente quiere afrontar el proceso como un ciudadano más. Pastor también se ha referido a los supuestos casos de corrupción que atañen a su partido, de los que ha señalado que “es incompatible estar en política y no ser honrado” y que “cualquier persona no honrada tiene que ir a la calle, no puede seguir en política”.

La declaración del exdirigente de la Comunidad de Madrid está fijada para el 23 de febrero a las 9.45 horas, según la providencia del Juzgado de Instrucción número 48 que investiga la querella por presunta malversación de fondos públicos y prevaricación en la venta de 32 promociones de viviendas sociales madrileñas.

+Info en: http://www.lavanguardia.com/local/madrid/20160202/301842368650/dimite-juan-van-halen.html

Fuente: http://www.lavanguardia.comLAVANGUARDIA_G_22008832819-kY0F-U301842368650zxD-992x558@LaVanguardia-Web

Imputado el exdirector de Vivienda Juan Van Halen por la venta de pisos del IVIMA

Imputado el exdirector de Vivienda Juan Van Halen por la venta de pisos del IVIMA.
El juzgado de Instrucción número 48 de Madrid ha citado a declarar en calidad de “investigado” al exdirector general de Vivienda y Rehabilitación de la Comunidad de Madrid y actual director general de Arquitectura, Vivienda y Suelo del Ministerio de Fomento, Juan Van Halen, por la venta de pisos del IVIMA al fondo Azora-Goldman Sachs.

 

CONTRA LA OKUPACIÓN MAFIOSA EN EL ENSANCHE DE VALLECAS Y EN EL RESTO DE MADRID

Os dejamos el comunicado de la convocatoria para la concentración que vamos a llevar a cabo el próximo día 4 de febrero.

Queremos una solución para los infinitos problemas que llevan sufriendo desde hace tiempo nuestros vecinos de la promoción del Ensanche de Vallecas y en otros sitios de Madrid a causa de la “Okupación mafiosa”.

En el Ensanche de Vallecas sufrimos un grave problema, que nos impide vivir en nuestras casas con las mínimas condiciones de dignidad, que cualquier familia disfruta normalmente en su hogar. Esas injustas condiciones se repiten en los alrededores de nuestras viviendas, degradando también nuestro barrio. Ese grave problema se llama okupación mafiosa y nos lleva haciendo la vida imposible desde abril de 2014.

Vivimos en las casas que la Comunidad de Madrid vendió al fondo buitre Goldman Sachs/Encasa Cibeles. En la primera reunión que tuvimos con ellos nos dijeron que no nos preocupáramos, que ellos iban a dejar nuestras casas que no las íbamos a reconocer. Y así fue. Las viviendas en las que vivíamos la mayoría de las familias que teníamos ayudas al alquiler por estar desemplead@s, por tener una renta tan baja que no podíamos asumir el precio completo de nuestro alquiler, fueron abandonadas a su suerte. Nuestro nuevo casero, para el que éramos más molestos que rentables, se desentendió de nuestros edificios y se despreocupó de lo que pudiera ocurrir en ellos.

Así fue cómo empezaron a producirse okupaciones que nada tenían que ver con algunas que se habían dado en el pasado. Ahora llegaban bandas que se metían en muchas viviendas a la vez y empezaban a hacer negocio con ellas, alquilándoselas a otras familias o a sus propios familiares. Estas bandas no venían por necesidad, con intención de convivir, de tener buena relación de vecindad, al contrario. Desde el primer día empezaron a intimidarnos, a ensuciar las zonas comunes de los edificios, a romper los cristales de los portales, los buzones, los porteros automáticos, los ascensores, a robar los extintores, a destrozar los garajes y un largo etcétera de actos vandálicos.

Se apropiaron del espacio común e impusieron su ley. Ya no pudimos descansar por la noche en verano porque montan fiestas hasta altas horas de la noche, tuvimos que sacar nuestros coches del garaje porque nos los destrozan, dejamos de tener limpieza en los espacios comunes y todo fue progresivamente a peor.

Cuando intentamos evitar que okupasen nuevas viviendas nos amenazaron con palos, cuchillos e incluso pistolas. Desde entonces la relación es insoportable. Nos insultan cuando nos ven, ya no podemos dejar a nuestros hijos que bajen a jugar a las zonas comunes porque les pegan e intimidan. No nos atrevemos a recibir a la prensa en nuestras casas para denunciar nuestra situación porque cuando lo hemos hecho nuestros buzones han aparecido arrancados, han defecado en la puerta de nuestras casas, nos han apedreado y hasta amenazado de muerte.

Por ello la concentración la hemos convocado lejos de nuestras casas, porque no nos atrevemos a hacerla allí por temor a lo que nos pueda pasar a nosotr@s y a nuestr@s hij@s.

 Para intentar solucionar el problema nos hemos dirigido a Encasa Cibeles, exigiéndoles que denunciasen a estas bandas para desalojarlas y que pusieran medidas de seguridad que nos protegiesen. Pero la empresa se parapeta tras argumentos legales, echando balones fuera y sin tomarse en serio nuestra situación desesperada.

De las autoridades tampoco hemos recibido grandes ayudas. La policía nacional no nos protege y la municipal ni aparece. El IVIMA dice que esas casas ya no son suyas y se desentiende, la Comunidad de Madrid nos escucha pero no nos da soluciones y el Ayuntamiento de Madrid, más sensible, viene colaborando con nosotr@s con el nuevo gobierno, pero lo cierto es que seguimos igual. Las mafias están en nuestros edificios y nosotr@s malviviendo.

Las únicas entidades que desde el primer momento han estado con nostr@s han sido la Asociación Vecinal PAU del Ensanche de Vallecas y la FRAVM. Nos abrieron su casa cuando el IVIMA vendió nuestras viviendas, nos ayudaron a organizarnos, pusieron a nuestra disposición todos sus medios materiales y humanos y nunca nos pidieron nada a cambio. Ellos han sido nuestra voz en medios de comunicación, en las instituciones donde no podíamos llegar y sobre todo, nuestro apoyo cuando flaqueábamos, cuando no sabíamos cómo seguir luchando por nuestros derechos.

Sabemos que nuestro problema también afecta a otr@s vecin@s y a comerciantes del barrio, pues estas bandas destrozan todo por donde pasan. Sabemos que el problema también se da en otros barrios y municipios de Madrid como Entrevías, San Cristóbal de los Ángeles, Alto de San Isidro, Móstoles, Parla, Navalcarnero… Por ello os pedimos que nos ayudéis, que os solidaricéis con nosotr@s para exigir a Encasa Cibeles, a las administraciones y a la Justicia que pongan fin a estas prácticas mafiosas, que desalojen a estos grupos de nuestros edificios y que impidan que el problema se traslade a otras zonas, poniendo los medios sociales y policiales que sean necesarios para impedirlo.

Porque NO es lo mismo okupar que acosar o amenazar. No es lo mismo convivir que destruir. No es lo mismo reclamar una vivienda que traficar con ella. Acabemos con las okupaciones mafiosas en el Ensanche de Vallecas y en el resto de Madrid.

Necesitamos tu apoyo!

 

JUEVES 4 DE FEBRERO

VILLA DE VALLECAS, Pº. Federico García Lorca

18:00 HORAS