Ana Gomendio, imputada en un juzgado por esta venta, fue socia en otra empresa de un representante de Bancaja en Azora Europa. Podemos le acusa de corrupción en la Asamblea

La primera sesión de la comisión de corrupción puesta en marcha en la Asamblea de Madrid ha deparado este viernes alguna que otra sorpresa y una grave acusación. Los grupos parlamentarios intentan dilucidar si la venta de 2.935 viviendas protegidas que el Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA) hizo al fondo de inversiones Azora-Goldman Sachs fue irregular o no. Ana Gomendio, ex directora gerente del Ivima, que ya está imputada en un juzgado madrileño por esta venta, aseguró en su tensa comparecencia que esta operación estuvo «ajustada a derecho», aunque Podemos aseguró que la venta es «un caso de corrupción de libro» porque Gomendio adjudicó los pisos al que fue su socio.

El IVIMA encargó tasar las 3.000 viviendas que vendió a un fondo buitre sin avisar al Consejo de Administración

La venta de las 2.935 viviendas del IVIMA a un fondo buitre se llevó a cabo en un tiempo récord y sin el visto bueno del Consejo de Administración. El Instituto de la Vivienda de la Comunidad de Madrid (IVIMA) encargó un informe a la empresa Sociedad de Tasación para que calculara el valor de las viviendas que tenía intención de vender. Según el documento, al que ha tenido acceso Radio Madrid, el trabajo de los tasadores comenzó el 15 de diciembre de 2012 con la visita exterior de los inmuebles. Tan solo cuatro días antes, el 11 de diciembre, se reunió el Consejo de Administración y no se planteó dicha venta en ningún momento.

Las ‘trampas’ del Ivima, al descubierto

La venta de 2.935 viviendas públicas del Ivima al fondo de inversión Azora, financiado a su vez por el banco estadounidense de inversión Goldman Sachs, no fue tan pulcra como en su día defendió el entonces presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y el consejero de Transportes e Infraestructuras y Vivienda, Pablo Cavero. Así lo revela un demoledor borrador de informe elaborado por la Cámara de Cuentas, que hoy será presentado, y que analiza las cuentas de 2012 y 2013 del organismo público.

El concejal investigado por la venta de viviendas públicas a fondos buitre, el más rico del ‘equipo Aguirre’

Pablo Cavero es el edil con más recursos del PP en el Ayuntamiento de Madrid. Y con diferencia: acumula 6 millones de euros en tres fondos de inversión, los tres por herencia familiar. En uno de ellos, cuyo nombre no figura en la declaración, posee 3,5 millones; en la Sicav Adagalia cuenta con otros 1.6 millones. Y en la Sicav Bussola mantiene 850.000 euros.