El Ivima calificó de «innecesarios» los 2.935 pisos vendidos a fondos buitres

El Instituto de la Vivienda de Madrid (Ivima) vendió en 2013 un total de 2.935 viviendas públicas de once municipios madrileños a un fondo buitre, la asociación de Azora y Goldman Sachs. Para poder llevar a cabo esta compraventa, la ley de Patrimonio de la Comunidad le exigía justificar la «innecesariedad» de las 32 promociones para poder enajenarlas.