Ana Gomendio, imputada en un juzgado por esta venta, fue socia en otra empresa de un representante de Bancaja en Azora Europa. Podemos le acusa de corrupción en la Asamblea

La primera sesión de la comisión de corrupción puesta en marcha en la Asamblea de Madrid ha deparado este viernes alguna que otra sorpresa y una grave acusación. Los grupos parlamentarios intentan dilucidar si la venta de 2.935 viviendas protegidas que el Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA) hizo al fondo de inversiones Azora-Goldman Sachs fue irregular o no. Ana Gomendio, ex directora gerente del Ivima, que ya está imputada en un juzgado madrileño por esta venta, aseguró en su tensa comparecencia que esta operación estuvo “ajustada a derecho”, aunque Podemos aseguró que la venta es “un caso de corrupción de libro” porque Gomendio adjudicó los pisos al que fue su socio.

Anuncios