El IVIMA encargó tasar las 3.000 viviendas que vendió a un fondo buitre sin avisar al Consejo de Administración

La venta de las 2.935 viviendas del IVIMA a un fondo buitre se llevó a cabo en un tiempo récord y sin el visto bueno del Consejo de Administración. El Instituto de la Vivienda de la Comunidad de Madrid (IVIMA) encargó un informe a la empresa Sociedad de Tasación para que calculara el valor de las viviendas que tenía intención de vender. Según el documento, al que ha tenido acceso Radio Madrid, el trabajo de los tasadores comenzó el 15 de diciembre de 2012 con la visita exterior de los inmuebles. Tan solo cuatro días antes, el 11 de diciembre, se reunió el Consejo de Administración y no se planteó dicha venta en ningún momento.

Anuncios