El juzgado investiga el papel de la sicav de Cavero en la venta de viviendas a fondos buitre

La querella por malversación de fondos públicos y prevaricación contra los responsables de la venta de 2.935 viviendas del IVIMA se reactiva. Según las informaciones en manos de los demandantes, la Asociación de Afectados por la Venta de Viviendas del IVIMA (AVVI), el proceso que investiga la venta de viviendas públicas al fondo de inversión Azora-Goldman Sachs toma un nuevo impulso con la solicitud de un juzgado madrileño de documentos adicionales y la citación de nuevos testigos.

El Gobierno autonómico de Ignacio González cerró en 2013 la venta de 2.935 pisos del Ivima al fondo Goldman Sachs y a Azora por 201 millones de euros, una controvertida operación que el Partido Socialista de Madrid (PSM) llevó a los tribunales, con la Asociación de Afectados por la Venta de Viviendas del Ivima como acusación popular. La querella por malversación de caudales públicos y prevaricación continuada fue admitida a trámite en marzo de 2014 por el juzgado de instrucción número 48 de Madrid.

Anuncios