El IVIMA vendió su casa a un fondo de inversiones: “Vivo con la angustia de irme a la calle”

Imagen

Desde que el pasado mes de agosto el IVIMA anunció la venta de 3.000 viviendas públicas al fondo inversor Goldman Sachs-Azora, la vida de Tania Maroto Bartolomé dio un vuelco. Separada, en paro y con cinco hijos menores a su cargo —la mayor, de 17 años, sufre un 90% de discapacidad— vive en una de esas 3.000 viviendas, por la que paga un alquiler social que no llega a los 200 euros al mes. “Se trata de una reducción de renta que hicimos dentro del Plan Joven a unos 5.000 casos”, explican a 20minutos fuentes de la Consejería de Transportes de Madrid, de la que depende el IVIMA. Según esta entidad, cuando se efectuó la venta de 3.000 viviendas se acordó con Azora que “las condiciones de los inquilinos no van a cambiar, independientemente de que el casero sea el IVIMA o el nuevo fondo de inversión”. Algunos casos concretos se revisarán, pero que en casos generales, una vez que termine el plazo de la ayuda se les aplicará el precio del módulo. El precio del alquiler de estas viviendas de carácter social se negocia cada dos años —lo que IVIMA denomina “plazo de revisión”—. Una vez vence ese plazo, el inquilino debe revisar con el propietario —antes el IVIMA, ahora Azora— el precio del contrato. A Tania, ese plazo de revisión le vence en junio de 2014. “En Azora no nos garantizan si nos seguirán cobrando la misma cantidad”, comenta Tania. 

+ Info en http://www.20minutos.es/noticia/1972949/0/tania-inquilina/venta-ivima-azora/alquiler-social/#xtor=AD-15&xts=467263
Autor:SARA RÍOS
Ver más en: http://www.20minutos.es

Anuncios